Humanos los derechos

junio 25, 2010

El sufrimiento argenmex

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 5:37 pm

Los argenmex están entre el tango y la música vernácula, entre el vino tinto y el tequila

Francisco es hijo de exiliados argentinos que viven en México, es argenmex. Creció en México. Se educó en escuelas mexicanas. Tiene amigos mexicanos. Sus novias han sido mexicanas. Sus papás trabajan en México, él trabaja en México. Su familia es argentina. Sus tíos, primos y sobrinas viven en Buenos Aires.
Ha vivido entre dos culturas. Es hincha de Boca Junior y Pumas, de la selección argentina y mexicana, de Diego Maradona y Hugo Sánchez. Ha cantado y llorado en Ciudad Universitaria y La Bombonera.
Sufrió con la eliminación de México en el Mundial de Estados Unidos en 1994, a manos de Bulgaria; y con el doping positivo de Maradona, después de anotar su último gol en esa justa a Grecia.
Lloró a mares aquella noche de verano de 1994, cuando por la televisión el periodista José Ramón Fernández anunció que “El Pelusa”, así le dicen a Maradona, había dado positivo en unos exámenes de orina. Lloró cuando vio como Hristo Stoichkov ayudaba a levantar de la cancha de los Gigantes de Nueva York al portero Jorge Campos sumido en la tristeza que le había causado la eliminación de México por los malditos penales.
Su vida siempre ha estado en medio de ambos países. Todos los días abre los diarios mexicanos para leer las noticias nacionales, sin dejar de fijarse en lo que sucede en Argentina. Sigue la agenda de Felipe Calderón y de Cristina Kirchner. Presta atención al supuesto combate contra el narcotráfico que hay en México y la posible reelección de la pareja presidencial en Argentina, la de Cristina y Néstor Kircher, éste último, por cierto, ex presidente de esa nación sudamericana.
Gusta del mate y el atole, del vino tinto y el tequila, de la grapa y del mezcal. Lo mismo come pozole que ravioles, enchiladas potosinas que asado, huaraches que pizza.
Acude a restaurantes mexicanos en Argentina y argentinos en México. Va a fiestas de amigos mexicanos en Argentina y de amigos argentinos en México. Asiste a eventos culturales en la Embajada de México en Argentina y a la Embajada de Argentina en México.
Disfruta pasear por las calles del Distrito Federal y Buenos Aires: Avenida Reforma y la 9 de julio, Insurgentes y Córdoba, Chapultepec y Pueyrredon. Suele tomar café en La Viola, el Tortoni, La Selva y el Emir.
Cuando está en Buenos Aires pasa sus horas en el barrio de La Boca, de Caballito, Barrio Norte, la Recoleta y…En México se divierte entre la Roma, la Condesa, la Narvarte, el Centro Histórico, Centro de Tlalpan y Coyoacán.
Ve cine argentino y mexicano. Disfrutó Sexo, pudor y lágrimas, Amores Perros, Como agua para chocolate, así como Pizza, barro y fazo, Cenizas en el paraíso y El hijo de la novia. Sus actores favoritos son Jesús Ochoa y Ricardo Darín. Pero lo mismo aprecia el trabajo de Federico Luppi que el Indio Fernández, Norma Leandro que Sara García.
Al hablar combina palabras porteñas y chilangas. Dice lo mismo boludo que pendejo, chinga tu madre que andate a la concha de tu madre, che que pinche. Saluda como argentino y mexicano. Según su prima María Elia tiene lo mejor y lo peor de Buenos Aires y el Distrito Federal.
Su casa está adornada con motivos de ambos países: Cuadros de la Revolución mexicana, del barrio de la Boca, de la Casa Rosada (la Casa de gobierno de Argentina) y de Manuel Felguérez. Sillones que tienen coloridas fundas y zarapes y ponchos indígenas.
En su casa hay libros de Octavio Paz y Jorge Luis Borges, Julio Cortazar y Carlos Fuentes, Rodolfo Walsh y Julio Sherer, Tomás Eloy Martínez y José Emilio Pacheco, Ernesto Sábato y Jorge Ibarguengoitia.

Dos mundos
Francisco está entre dos mundos. Cada cuatro años ruega que no se confronten. No le gusta ver en un partido de futbol a sus dos amores, a sus dos novias predilectas: Argentina y México.
Pero al parecer su deseo es imposible de cumplir, como en Alemania 2006, Sudáfrica será una vez más el escenario en donde los mundos de Francisco se vuelvan a pelear.
Y es que los antecedentes no son gratos para México. En los últimos cuatro enfrentamientos en partidos oficiales Argentina lo venció: la Copa Confederaciones 2006, la Copa del Mundo de Alemania 2006, la Copa América de Venezuela 2007 y el Campeonato del Mundo juvenil de Canadá 2007.
Ante los resultados, una estela de resentimientos se aprecia en los medios de comunicación de ambas naciones. Mientras en México, cada vez que se juega un nuevo partido se convoca a la revancha y la venganza que aunque se dice deportiva genera resentimiento entre la gente, en Argentina se cree que el equipo nacional es el mejor del mundo y se olvida que desde 1993 no se gana un torneo importante, cuando se obtuvo la Copa América de Ecuador precisamente contra México.
Entonces Francisco vuelve a sufrir como loco cada vez que se enfrentan sus dos amores. No sabe a quién irle. Ni como comportarse. No entiende porque por su cuerpo recorre un escalofrío cuando se escucha el silbatazo inicial del árbitro.
Acompañado o sólo camina de un lado a otro frente al televisor. Grita, se arranca el cabello, le da la espalda al partido y se va a la cocina a buscar qué tomar y qué comer. Regresa y comienza de nuevo en la rutina. Este domingo lamentablemente, una vez más, lo tendrá que hacer.

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.