Humanos los derechos

noviembre 28, 2009

El Tango de La Viruta se presenta en México

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 8:13 pm

Desde América y hasta Europa, pasando por Asia, Oceanía y África, las noches se llenan de oscuridad y misterio, de sensualidad y cadencia, de vino tinto y empanadas, para abrir paso a las escuelas y academias que le enseñan a miles de personas diariamente los secretos del tango.

Este es el caso de la escuela La Viruta, creada en 1994 en Buenos Aires, Argentina por el bailarín Luis Solano, con el objetivo de promover los diferentes estilos que caracterizan a este tradicional baile, surgido a finales del siglo XIX.

Considerada una de las academias más importantes de ese país sudamericano, La Viruta realizó esta semana una gira por México, donde dio una serie de talleres, clases particulares y colectivas, así como exhibiciones entre el 23 y 28 de noviembre en la Fonda San Ángel y la explanada del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUaC) de la Ciudad de México.

Se trata de un proyecto que surgió a invitación de María Inés Montilla, directora de la escuela Milonga Malena, para promocionar las clases que esta academia imparte y así enseñar las técnicas adecuadas de los diferentes estilos del tango, comenta Luis Solano, director de La Viruta.

“Para nosotros es importante estar aquí porque sabemos que hay un público cautivo al que le interesa las milongas –ritmo musical y academias para aprender tango- y lo que alrededor de ellas se generan”, señala el también actor.

Comenta que desde que llegaron a México se han sorprendido por el trato de la gente, la forma de bailar y el ritmo que tienen. Iniciaron sus clases a principios de semana con la impronta de que toda las personas sabe y puede bailar, por ello los resultados obtenidos hasta el momento han sido muy gratos.

En los días que estarán en el país, impartirán 12 clases grupales y particulares aproximadamente, con un costo de 150 y 600 pesos, respectivamente. Además se presentarán de forma gratuita en la explanada del MUaC el 28 de noviembre a las 14: 30 hrs, para que la gente que no pueda pagar las clases que se imparten en la Fonda San Ángel, acuda a ese espacio.

La escuela surgió en 1994, en un momento en el que no había muchas milongas, por lo que después de un tiempo de trabajo consolidaron el proyecto. Poco a poco la “movida tanguera” retomó su fuerza de antaño en Argentina y el mundo, hasta el grado de importar espectáculos con una variedad de propuestas que caracterizan este baile.

De todos las que han llegado a México, destaca el bailarín, la suya se diferencia por una sola cosa: la improvisación de sus coreografías, que han permitido que su trabajo sea más agradable para la gente.

“Cada tango tiene una forma de bailarse, los antiguos se interpretan de una manera, los modernos y electrónicos de otras. La Viruta es una mezcla de todo esto”.

Desde que empezaron, reconoce, en su local del barrio de Palermo, en Buenos Aires no sólo han puesto tango para bailar, también rock y boleros, de ahí el éxito de su propuesta. “La gente que acude con nosotros nos pide que combinemos estos tres ritmos. Eso nos ayudó mucho a consolidarnos”.

noviembre 22, 2009

Héctor Quintanar: 18 años de de formar músicos en Guanajuato

Filed under: De último minuto — Emiliano Balerini @ 11:59 am

El compositor fue homenajeado en el primer Festival de Música de Guanajuato Ecos y Sonidos

Guanajuato * Emiliano Balerini, enviado

En el salón 2 de la Escuela de Música de la Universidad de Guanajuato suenan uno a uno los timbres del violonchelo, el violín, la flauta, el clarinete, el piano, entre otros. Son los integrantes del  Conjunto Instrumental de Guanajuato siglo XXI que ensayan para su presentación del próximo sábado en el Teatro Principal de esta ciudad.

Al fondo del aula, un hombre vestido de jeans, suéter verde y que usa una barba canosa, dirige con la mano derecha los movimientos de los instrumentistas. Su mirada recia aprueba o no el trabajo de los músicos que lo acompañarán en la clausura del Festival Internacional de Música de Guanajuato Ecos y Sonidos.

Es el compositor mexicano Héctor Quintanar, a quien los organizadores del festival le dedican este encuentro musical, por sus aportes a la disciplina en el estado y su extensa trayectoria.

Aunque no suele recibir homenajes, dice estar muy contento de que reconozcan su labor en la entidad, que, por cierto, ha mantenido desde hace 18 años. “Llegué a Guanajuato porque me invitó el entonces gobernador, Carlos Medina Plasencia para iniciar un proyecto que fusionara las dos orquestas del estado: la Sinfónica de la Universidad y la Filarmónica del Bajío. Desde entonces y hasta ahora, no me separo de aquí”, asegura.

En 1986, después de la salida de Eduardo Mata de la dirección de la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (OFUNAM), él tomo ese puesto. En su gestión logró aumentar el salario de los instrumentistas y el  número de plazas para músicos de 46 a 101. Después fue invitado para hacer un trabajo similar en Michoacán, los buenos resultaron lograron que lo llamaran a colaborar en Guanajuato, recuerda, en entrevista.

Entre los objetivos que se delinearon para el proyecto musical que se pretendía en esta entidad se encontraban: fusionar la orquesta, reestructurrla, extender las actividades musicales a diferentes campus de la Universidad y dar tres conciertos semanales, indica Quintanar.

“También creamos un concurso de jóvenes ejecutantes y para vincularnos con los estudiantes de la Escuela de Música de la Universidad formamos quintetos y cuartetos de música de cámara. En el primer año de actividades y con la orquesta fusionada dimos 89 conciertos”.

Desde que inició su labor en la entidad tenía en la mira un solo objetivo: crear músicos con responsabilidad social. En la actualidad ya está alejado de la dirección orquestal en el estado y sólo imparte clases en la Escuela de Música, sin embargo no olvida su principal propósito.

Por ello, menciona que otra cosa que también le interesó desde sus inicios como docente y compositor, incluso desde que creó el primer Laboratorio de música electrónica de América Latina, en el Conservatorio Nacional en 1970, fue la difusión de la música nacional.

“Con el apoyo que me dio la Universidad de Guanajuato y la Sociedad de Autores y Compositores de México hemos producido seis compactos con 36 obras inéditas de 23 compositores, como Revueltas, Moncayo y Galindo, que presentaremos en julio pasado”.

De esta forma, cuenta, busca rescatar a los compositores mexicanos. “Hace muchos años tuve un maestro que me dijo que éstos guardaban sus obras en el cajón de las cucarachas por falta de oportunidades. Yo los he ido sacando de ahí para que nos sigan aportando con su trabajo”. Incluso a las compositoras, de ahí que el sábado por la noche interprete la obra de Evelín Hernández, Berta Jacobo, entre otras.

Sobre el trabajo de la Asociación Civil de Compositores y Ejecutantes de Guanajuato (CEGAC) que organiza el festival, destaca que es importante el apoyo que se les pueda dar, para promocionar la música del estado, pues de esa forma podrá perdurar generación tras generación.

“En la actualidad hay esfuerzos regionales como los de Michoacán, Veracruz  y Guanajuato, sin embargo se requiere de mayor investigación, promoción y creación de obras mexicanas para forjar un proyecto que nos identifique como nación”. (publicado en Milenio Diario -20/11/09)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.