Humanos los derechos

mayo 27, 2009

“Faltan espacios para la música mexicana”: Manuel de Elías

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 4:10 pm

Compositor, director de orquesta y promotor de la música latinoamericana son algunas de las características que definen el trabajo del maestro Manuel de Elías (5 de junio de 1939) que en sus 55 años de carrera ha sido fundador de la Orquesta Sinfónica de Veracruz y la Filarmónica de Jalisco.

También del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música de Arte, el cual preside actualmente. Ha compuesto más de 100 piezas y su trayectoria lo avala como uno de los músicos mexicanos más importantes de los últimos años.

Por ello, la Coordinación Nacional de Música y Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes, le rendirá un homenaje por su labor en la materia y el 70 aniversario de su nacimiento, con dos conciertos el 28 y 31 de mayo, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Universitario, de la UNAM, respectivamente.

El repertorio que interpretará está dividido en el concierto para trombón, de Johann Georg Alberchtsberger; el concierto de invierno para trombón de Darius Milhaud; y 5 obras para orquesta de cuerdas del propio De Elías.

En conferencia de prensa, el compositor aseguró que falta mucha difusión de la música mexicana. La realidad supera las circunstancias, y el mundo de los directores y compositores es heterogéneo. No hay similitud de oportunidades para los jóvenes y niños. Hay diferencias sociales, exclusión.

Sin embargo, puntualizó, se percibe una búsqueda importante para cambiar esa situación. La construcción de un trabajo incluyente para todos no es un asunto a corto plazo, pero se debe hacer.

Como presidente del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música de Arte, aclaró que se ha trabajado mucho para cambiar el problema. La música de los miembros de esa institución se interpreta en toda la región. Siempre están abiertos a nuevas propuestas. “El hecho de interpretar canciones propias permite promover a nuevos compositores y directores”.

El autor de composiciones dedicadas a Pablo Neruda o Eduardo Mata, destacó que otro ejemplo del trabajo que sí se ha hecho de buena forma, se encuentra en el Conservatorio de las Rosas de Morelia.

“El estímulo a la educación para los niños es muy bueno. El trabajo realizado está dirigido a formar mejores seres humanos y no tanto músicos. Sí los estudiantes después de esto deciden dedicarse a esa carrera, ya tienen un camino andado muy importante”.

De Elías aseguró llegar a este reconocimiento de muy buena forma, aunque un poco sorprendido, porque aunque suelen ser naturales este tipo de actos, no dejan de llamar la atención.

“Uno sigue la trayectoria de su vida, y de pronto aparecen calendarios que son más significativos. Tengo la satisfacción de poder entregar a estas alturas un resultado a la sociedad y mi país. Ya son 55 años dedicándome a esto, más de medio siglo”.

En la sala de ensayos de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, explicó que de las tres actividades que han caracterizado su carrera, siempre prefiere la que en ese momento esté realizando. Pone como ejemplo: “disfruto tocar piano públicamente, pero hace tiempo que no lo hago”.

mayo 23, 2009

Intervención 001. Academia 14, alternativa para artistas independientes

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 1:07 pm

Esta es una de las piezas que se exhiben en la casa

Esta es una de las piezas que se exhiben en la casa


En la calle Academia 14 del Centro Histórico de la Ciudad de México, una casa se esconde tras la ruina y mugre de sus muros. Está prácticamente destruida. Su fachada -rodeada de puestos ambulantes que venden sombrillas, peines, comida- se muestra desgastada. Nada hace suponer que atrás de todos los locatarios hay un inmueble del siglo XVI.

En su interior se aprecian las paredes semidestruidas, escalones sobrepuestos, mala iluminación, suciedad. Sus rincones albergan material de construcción: cemento, ladrillos, piedras, andamios, entre otros. A pesar de esto, el próximo 24 de mayo la Asociación de Artistas Visuales, LaCoOp, inaugurará en ese lugar su primera muestra como colectivo, Intervención 001. Academia 14.

En ella12 artistas intervendrán el espacio con el objetivo de reflexionar en la relación que existe entre sus obras y el edificio, por cierto en proceso de restauración. Se trata de un proyecto que busca gestionar exhibiciones en lugares alternativos, electrónicos y culturales.

“Esta es una cooperativa que apoya la producción de proyectos independientes de manera incluyente”, señaló Fernando García Correa, uno de los coordinadores de la misma.
Indicó que otro de los objetivos de esta muestra es ayudar a los creadores a proyectar sus propuestas. Por ello no hubo curador, pues todos los criterios empleados fueron discutidos por los artistas involucrados.

“Pensamos que cada obra exhibida está determinada por el espacio que utiliza. En los museos, por ejemplo, hay estructuras más adaptadas. En la casa tuvimos que respetar el trabajo que se está haciendo de remodelación. Usamos materiales que no afectaran la estructura, como los Frescos”.

La inauguración será el próximo domingo entre las once de la mañana y tres de la tarde. A partir de ello, el público que quiera asistir lo deberá hacer por medio de una cita, pues la casa es particular y suele permanecer cerrada.

Fabián Ugalde, artista plástico participante, comentó que lo que más le llamó la atención de intervenir una casa en remodelación es poder trabajar en un lugar en transición. Esto le permite jugar con el sitio, la calidad del piso, el cemento o los acabados, ya que al final le dan otro carácter a la exposición.

Destacó que su objetivo es hallar puentes estéticos entre el edificio y las piezas exhibidas; encontrar los puntos que los unen en un diálogo común; y en algunos casos generar contrastes. “Todas las obras están relacionadas de manera histórica, pictórica y geométrica, con el espacio en el que se presentan”.

La propuesta que él mostrará retoma las pinturas que supuestos extraterrestres han dejado plasmadas en algunos campos de Inglaterra y Europa. Para lograrlo utilizó la idea del graffiti.

El Museo Anahuacalli exhibe el arte prehispánico de Sabrina Villaseñor

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 1:00 pm

Coatl es una de las obras más emblemáticas de esta artista

Coatl es una de las obras más emblemáticas de esta artista


En 1988, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) vivía un proceso de reconstrucción. La Perestroika se instalaba entre su gente. Mijail Gorvachov irrumpía con un nuevo proceso político; y la caída del muro de Berlín daba entrada a los profundos cambios que se avecinaban. La Guerra Fría mostraba sus últimos resabios.

Una pintora mexicana, Sabrina Villaseñor, estudiaba en el Instituto de Bellas Artes Surikov de Moscú. Estaba casada con un diplomático mexicano e ingresó a esa institución para aprender las técnicas ortodoxas de las artes plásticas de Rusia. Su trabajo se vería profundamente influenciado por ese hecho y por el creador Kazimir Malevich. Sus añoranzas por México la llevaron a experimentar en temas prehispánicos.

Más de 20 años después, la artista plástica expondrá su más reciente obra en el Museo Diego Rivera Anahuacali de la Ciudad de México. A lo largo de 39 lienzos de gran formato, Sellos y Signos intenta recuperar las tradiciones e historia de México, así como resaltar la importancia de las culturas indígenas en el país.

La muestra que se inauguró el sábado 23 de mayo, surgió a partir de una exposición que se presentó en noviembre de 2007 en la Fundación Sebastián, del Distrito Federal y en la que las autoridades del Anahuacalli se interesaron por la propuesta estética de la artista.

Desde niña, Villaseñor, se interesó por la cultura mexicana. Recién nacida se fue a vivir a Estados Unidos, y a su regreso, diez años más tarde, empezó a pintar con gis. Pulió su técnica, al ingresar a la Universidad Iberoamericana, después de estudiar Diseño Industrial.

“Cuando era más joven pintaba de manera abstracta y figurativa. Sin embargo el haber vivido en Estados Unidos, la URSS y Alemania transformó mi forma de trabajar. Yo extrañaba mucho mi país, eso me orilló al arte prehispánico”.

En entrevista, comentó que lo que más le llama la atención de esa forma de crear, son su estética, forma y líneas. También el uso de colores. Leyendas como la de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, y sus diferentes representaciones, así como los temas espirituales y religiosos de la época, suelen ser la inspiración para su trabajo. También el colorido que caracteriza a México: los mercados, los tianguis, la calle, están llenas de historias, de tonalidades que plasman la cultura nacional.

Indicó que en la actualidad casi ningún artista trabaja este tipo de proyectos. “En general los artistas mexicanos están más inclinados a realizar obras con estilos más europeos o estadounidense. Aunque no es una crítica, ellos no suelen prestar atención a nuestra cultura”.

mayo 16, 2009

“Se debe difundir la música contemporánea mexicana”: Duane Cochran

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 5:42 pm

El pianista estadounidense inaugurará hoy la temporada de conciertos de piano en la Sala Carlos Chávez de la UNAM

El pianista estadounidense, Duane Cochran vive en México desde hace 32 años. Nació en Detroit, Estados Unidos. Pero decidió residir aquí después de pasar unas vacaciones en Xalapa, Veracruz. En su extensa trayectoria ha colaborado con artistas como Jean Pierre Rampal, Kurt Redel, así como con diversos conjuntos de cámara. El próximo domingo inaugurará la temporada de conciertos de piano en la Sala Carlos Chávez de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En entrevista habla de ello.

¿Qué repertorio escogió y por qué lo hizo?
No me gusta tocar recitales de piano sólo en el escenario. Hay mucha música para interpretar, pero prefiero compartir la tarima con alguien. Dar conciertos sólo no representa ningún reto para mí, no es algo que realmente me emocione. Prefiero un concierto para piano y orquesta, de esa manera intercambio frases musicales, ideas y energía. Por ello, cuando se dan recitales como el del domingo debo identificarme muy bien con la música.
El programa que escogí para inaugurar la temporada en la Carlos Chávez -Sonata No. 3, de Norman Dello Joio, la Pieza Cíclica y Puerto de Arribo, de Rosa Guraieb, Memento de Akemi Akachi y Sonata No. 7, de Prokofiev- es uno con los que más me identifico. El programa que diseñé tiene un principio y un fin. Obviamente no se pone primero la Sonata No. 7 que la obra de Akemi Akachi, pues ésta dura cinco minutos. Tiene que haber una congruencia en el recital. Me debo identificar con lo que toco. No hay ninguna pieza típica para conciertos de piano, como Bethoveen, Brams, porque aunque son bellísimas y me encanta escucharlas, no son mi fuerte.
Sonata No. 7, de Prokofiev, por ejemplo, es una de las composiciones que más me atrae, desde que estaba en la escuela la quise tocar. Los ritmos que utiliza Prokofiev son muy novedosos, por eso me llama la atención. Seguramente también por mis genes africanos. Ésta es una de las obras más importantes del repertorio pianístico, en el mundo.

En su repertorio incluyó dos obras de Rosa Guraieb ¿por qué escogió las piezas?
Ella es oaxaqueña. Tiene cerca de 80 años. Sus obras, Pieza Cíclica y Puerto de Arribo, son muy contemporáneas, aunque tienen elementos de su estado natal. Las piezas las programé porque valen mucho la pena y nadie las interpreta. Desde que descubrí el trabajo de Rosa Guraieb me he abocado a difundirlas. Ella tiene mucha música. Pero hay que escarbar en su casa para encontrarla. Mocayo, Revueltas o Arturo Márquez se tocan mucho en los conciertos, pero a esta maestra no se la conoce.

¿En los conciertos como los que usted dará el domingo, se interpreta música mexicana?
Voy a decir algo, que no debería, pero bueno: la música que tocan las orquestas de cámara, está dedicada a programas con composiciones nacionales, cuando es 15 y 16 de septiembre. Esto se debe a que así celebran el mes de la patria. El problema es que siempre se programan las mismas obras. Casi nunca se difunde la música que hacen los jóvenes compositores que en general son muy buenos. Y aunque ese tipo de trabajos no es accesible, por ser para gente con un oído muy experimentado, debemos de hacerlo. Hay dos grupos que sí lo hacen, La camerata de las Américas y Onix, sí difunden música contemporánea. Son ensambles que lo hacen, pero sólo son dos. Pienso que este problema se debe a que las Orquestas intentan atraer público, con música conocida. La gente no está acostumbrada a escuchar este tipo de música.

mayo 9, 2009

Llevan imágenes de Ruth Lechuga a Chapultepec

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 12:28 pm

Ruth2[
La fotógrafa austriaca Ruth Deutsche de Lechuga (1920 -2004) llegó a México exiliada en 1939. Tenía 17 años y venía huyendo de la Segunda Guerra Mundial. Desde su arribo se interesó por la cultura popular de este país. Le preocupaba conocer las raíces y tradiciones indígenas. Aunque estudió medicina y la ejerció en una clínica más de 20 años, su verdadera pasión fue la iconografía.

Su obsesión por documentar la apariencia estética indígena, en especial las máscaras que Tarahumaras, Coras, Huicholes, Mayas, Tlaxcaltecas o Purépechas, utilizan en sus diferentes danzas, la llevó a recorrer todo el territorio nacional, entre 1950 y 1980.

En sus viajes encontró los significados de esas máscaras y la importancia en sus culturas; logró coleccionar hasta 10 mil piezas típicas de las diferentes regiones en las que estuvo, y creó un acervo iconográfico de 20 mil imágenes.

Por ello, a manera de homenaje, la Revista Artes de México y la Secretaría de Cultura del Distrito Federal preparan la muestra Otros Rostros de México: La mirada de Ruth D. Lechuga que se exhibirá a partir del 18 de mayo en las rejas del Parque de Chapultepec, de la Ciudad de México.

Margarita de Orellana, subdirectora de la revista Artes de México, señala que la muestra expondrá 135 imágenes, divididas en 11 núcleos temáticos: Rostros ancestrales, Rostros animales, Rostros infernales, Nuestros rostros, Rostros ausentes, Rostros históricos, Rostros delirantes, Rostros de leyenda y fantasía, Rostros extendidos, La fiesta y Rostros que hacen rostros.

En entrevista, indica que la división corresponde a la posibilidad de hacer capítulos sobre cada uno de los apartados. Por ejemplo, a partir de la máscara que representa la danza de los viejitos, buscaron diferentes representaciones nacionales de esa ceremonia y en distintos escenarios. “También tenemos la danza de los animales, en donde el jaguar es la figura más importante. Estos rostros nos invitan a buscar en los territorios del alma y convertirlos en animales para poder escuchar su voz”.

Una de las atracciones de la exposición, explica Orellana, se halla en aquellas representaciones de los rostros ausentes. Se trata de personajes que se encuentran arraigados a las culturas indígenas, que no son visibles y que dependiendo de la etnia a la que pertenezcan invitan a que la gente se pierda en la naturaleza, a suprimir las fronteras y desbordar los intereses humanos.

“Queremos mostrar la variedad que existen en México y el registro de las ceremonias indígenas, a partir de los ojos de una mujer preocupada por capturar un nación que tiene muchas naciones, y que durante años no se conocieron”.

Archivo histórico
El acervo de esta aventurera austriaca que quedó plenamente enamorada de México se dividió en dos lugares. Las 20 mil fotografías que a lo largo de su trayectoria tomó son parte de la Revista Artes de México. Los 10 mil objetos que coleccionó en sus viajes, pertenecen al Museo Franz Mayer, del Fideicomiso del Banco de México.

Orellana asegura que este recinto tendrá que abrir un espacio para mostrar todo el trabajo, aunque desconoce como se encuentre el proyecto de hacer un Museo de Arte Popular Ruth D. Lechuga.

El proyecto para presentar esta muestra en las rejas del Parque de Chapultepec surgió hace tres años, después del montaje que hicieron frente a la Secretaría de Relaciones Exteriores, para enseñarle al público los diferentes tipos de máscara indígenas que existen en el país.

mayo 5, 2009

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 11:04 pm

Hay días que no pasan desapercibidos. Momentos en la noche que te trastornan. Sueños que de a poco se acaban. Noticias que te conmueven. Por ello, ante la nota que acabo de subir de El Sol de Cuernavaca, la cual denuncia una actividad continua del Estado mexicano: la desaparición forzada, subí este video de Silvio Rodríguez. Todo un clásico que nos ayuda a recordar que otro mundo es posible y que muchos no hacen nada para cambiarlo.
Emiliano Balerini

Aumentan casos de “levantones” de jóvenes

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 10:50 pm

El Sol de Cuernavaca
José Luis Rojas
Cuernavaca, Morelos.-
En los últimos quince días, once jóvenes han sido “levantados” y desaparecidos por cuestiones presuntamente relacionadas con la delincuencia organizada, sin que hasta la fecha las autoridades estatales hayan podido dar con su paradero y mucho menos con los responsables.

El primer caso es el de los cuatro jóvenes Daniel Rueda Becerril, de 16 años de edad; José Alfredo Arroyo Juárez, de 23; Samuel Teroba Rodríguez de 19 y Pablo Domínguez Montiel de 22, quien también utilizaba otros tres alias y tenía en su haber antecedentes penales, quienes fueron detenidos el pasado sábado 18 de abril, poco después de las 3:00 horas a las puertas del edificio 5 departamento 10 de la Unidad Morelos en la colonia Flores Magón, por el comandante de la Policía Ministerial, Elesban Miguel Alamilla Cabañas y desde ese momento se encuentran desaparecidos.

Pese a las investigaciones, reclamos de justicia y de esclarecimiento de los hechos de los familiares de las víctimas, a quince días de la desaparición de estos jóvenes, ni la Procuraduría General de Justicia, ni la Policía Ministerial, han podido dar con su paradero y únicamente han informado a los agraviados que se solicitó y obtuvo la correspondiente orden de aprehensión contra el policía Alamilla Cabañas, que ya se comprobó que tenía una estrecha relación de amistad con Pablo Domínguez, por lo que se presume que estos pudieron actuar en complicidad contra los otros tres jóvenes.

Esto además que, a decir de la PGJ, “dos de los jóvenes desaparecidos” pudieran estar relacionados en delitos contra la salud, por lo que se dio intervención a la delegación de la Procuraduría General de la República, hecho que niegan tajantemente los familiares de los desaparecidos.

Todo ello en medio de dudas, indignación y escepticismo de los familiares de las víctimas. “no nos quieren dar ni una foto del policía y sólo nos dicen que es el más buscado, pero nosotros no vemos que lo detengan, como tampoco nos han mostrado la correspondiente orden de aprehensión en su contra, por lo que dudamos que sea cierto eso de que ya la tienen y ya lo buscan”.

Mientras tanto personal de la PGJ, ha acudido a las entidades vecinas a tratar de identificar cuerpos de personas asesinadas y abandonadas en zonas despobladas, para verificar si no se trata de ninguno de estos y, en este sentido, ayer el subprocurador de Investigaciones Especiales, Jorge Arturo García Pedroza informó que: “Definitivamente se descarta que los cuerpos encontrados en el puente Mezcala en Chilpancingo, Guerrero, correspondan a los jóvenes de la Colonia Flores Magón “.

Además, el titular de la SIE precisó que con relación a otros cuatro cadáveres encontrados en el lugar conocido como barranca de “El Mirador”, municipio de Pilcaya Guerrero, personal de la PGJ se trasladó ayer mismo, con oficio de colaboración a dicho Estado, para esclarecer si se trata o no de las personas buscadas, siendo que hasta el momento se encuentran realizando el rescate de los cuerpos, ya que la barranca cuenta con seiscientos metros de profundidad.

De la misma manera, respecto a los cuerpos de dos hombres calcinados, encontrados en el interior de un automóvil tipo Chevy Monza, en Tlalnepantla Estado de México, comentó que se espera información del Servicio Médico Forense del lugar, para establecer si corresponden o no con los jóvenes buscados.

En el segundo caso de jóvenes “levantados y desaparecidos”, trascendió hasta ayer que el pasado miércoles, 1 de mayo por la noche, del interior de un antro denominado “El Paraíso” o “La Paloma”, en pleno centro de la comunidad de Ocotepec, un comando armado de más de ocho sujetos que se dijeron “agentes federales”, se llevaron a siete jóvenes, entre ellos dos mujeres, que hasta la fecha no aparecen y que por igual, son buscados por el personal de la PGJ, en los lugares antes señalados.

Ayer mismo familiares de estos jóvenes externaban su malestar, coraje, impotencia y demás, luego de que el procurador Francisco Coronato Rodríguez, se negará a atenderlos y los remitiera con el Fiscal Jorge Arturo García, en medio a su natural resistencia para dar pormenores a los medios de comunicación.

Sobre este “segundo levantón colectivo” en Cuernavaca, durante los últimos quince días, lo único que trascendió es que los siete jóvenes, entre estos dos guapas mujeres rubias de aproximadamente 20 años de edad, se encontraban la noche del pasado miércoles en el citado antro, cuando llegaron por ellos los sujetos armados, logrando inicialmente escapar dos, escondiéndose en el baño, sólo que minutos después, al ver que los presuntos sicarios se llevaban a sus amigos, hicieron algunas llamadas solicitando auxilio y al parecer los delincuentes interceptaron sus llamadas o les avisaron que estaban escondidos y regresaron para llevárselos por igual.

De estos siete hasta ayer por la tarde tampoco se tenían noticias y sus familiares también exigían justicia a las autoridades estatales.

Llega Cenart.tv en busca de nuevos públicos

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 3:52 pm

Cenart.tv

Cenart.tv

Cenart.tv llega al mundo cibernético como una más de las alternativas contra la influenza humana. Aunque, a diferencia de muchos de los programas en línea que las distintas dependencias culturales ofrecen al público en estos días, a partir del domingo pasado, éste es un proyecto permanente.

En su programación se puede ver series sobre diferentes artistas plásticos y directores de teatro, como Francisco Toledo o Luis de Tavira, respectivamente. También sobre la historia de la fotografía en México; conciertos de jazz, blues, ópera, programas educativos y académicos, pero sobre todo, un espacio que entretenga y abra las puertas de la cultura a otros públicos, asegura Benjamín Juárez Echenique, director del Centro Nacional de las Artes.

Sus transmisiones son las 24 horas del día, en bloques de aproximadamente cuatro horas que se repiten seis veces. Su meta es llegar en 10 días a programar cuatro bloques de seis horas. Aunque, tienen la posibilidad de tener programación en vivo, prefieren garantizar la calidad de los programas por el momento.

En entrevista, comenta que este proyecto surgió hace un año, dentro de una iniciativa llamada Cenart 2.0 que incluye la creación de espacios de exposición, para el Centro de la Imagen, los programas de educación a distancia, y la digitalización de acervos bibliográficos y musicales de la biblioteca de las artes.

“Adelantamos su lanzamiento por la emergencia sanitaria. En la programación se incluirán algunas de las actividades que se postergaron por la influenza humana”.

Juárez Echenique señala que el objetivo del canal es hacer una construcción social que permita tener un espacio de encuentro y colaboración. Desde que el Cenart utiliza Internet para difundir su trabajo se han dado cuenta de la necesidad que tiene la gente en provincia por consumir programas culturales.

Otra de las razones del lanzamiento del nuevo canal, indica, se debe a que el segundo país que más visitas tiene en su página web es Estados Unidos. Se trata de mexicanos que viven allá y que también buscan nuevas alternativas.

“Este será un espacio abierto para la colaboración de otras instituciones: los Cetros Estatales de las Artes, las diferentes direcciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y del Instituto Nacional de Bellas Artes que podrán coproducir con nosotros”.

Destaca que el canal es para el público en general, no para conocedores de las bellas artes; con su propuesta pretende abrir nuevos lazos de comunicación con la gente que se acerque a su programación.

“Desde que lo dimos a conocer tuvimos 45 mil visitas minuto. Esto no quiere decir que todas esas personas nos hayan visitado mucho tiempo, sino que por lo menos estuvieron un minuto en la página. De manera permanente accedieron a la página 4 mil personas. En promedio la permanencia es de 15 minutos”.

Menciona que a pesar de haber adelantado el lanzamiento de la página web, la calidad de los materiales exhibidos se garantizó, pues muchos de ellos ya tienen años de haberse realizado.

“Por ejemplo, la Dirección de Educación a Distancia tiene grabadas 300 horas al año, esto nos permite tener una base de trabajo muy rico para seleccionar una mejor programación. A ello, hay que agregarle la producción de diferentes materiales en estos momentos”.

Impunidad uniformada: informe de HRW sobre México

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 11:52 am

MILENIO Redacción

Kenneth Roth visitó entre domingo y miércoles nuestro país para entregarle el martes al presidente Felipe Calderón su último reporte, uno de dos que en promedio elabora Human Rights Watch (HRW) cada semana. No es común que el director ejecutivo de esa institución haga el viaje en persona; en este caso, comentó a MILENIO Semanal, la importancia de la coyuntura mexicana lo ameritó.

HRW se caracteriza por su solidez metodológica y por su distancia de las agendas políticas que suelen teñir los resultados y las miras de otras ONG. Las conclusiones de este informe se basan en entrevistas realizadas durante cuatro misiones de investigación a México DF y al estado de Coahuila, realizadas en septiembre y noviembre de 2008 y enero de 2009 y en reuniones sostenidas por HRW con ministros de la Suprema Corte, representantes de organizaciones no gubernamentales locales, abogados, periodistas, académicos, procuradores generales de justicia de los estados y miembros destacados de la sociedad civil mexicana, así como en testimonios de las víctimas de abusos militares y de sus familiares.

Dada la dificultad de lograr un contacto directo con la totalidad de las víctimas y de la comprensible renuencia de muchas de ellas a declarar reiteradamente sobre estas experiencias traumáticas, HRW se ha basado además en documentos oficiales que contienen declaraciones directas de las víctimas. También entrevistó directamente a cuatro víctimas de abusos cometidos por el Ejército, o a sus familiares, trabajando en estrecha colaboración con sus representantes legales.

Van aquí el resumen ejecutivo y las recomendaciones al presidente Calderón del documento elaborado por Tamara Taraciuk, abogada a cargo de México de la División de las Américas de HRW. La versión íntegra puede ser consultada en http://www.hrw.org/sites/default/files/reports/mexico0409spweb.pdf
Resumen ejecutivo

“Cuando uno (se) juzga… uno siempre trata de encontrar justificación. (Los militares) trata(n), simplemente, de cubrirse unos a otros”.

–La viuda de un joven asesinado por soldados explica por qué duda que la justicia militar sea imparcial.
Desde que asumió el cargo, el presidente Felipe Calderón ha delegado principalmente en las Fuerzas Armadas la lucha contra la violencia producto del narcotráfico y del crimen organizado. La necesidad de mejorar la seguridad pública es evidente. México enfrenta un contexto de intensas luchas territoriales entre poderosos cárteles de narcotraficantes, la entrada de armas sofisticadas al país, numerosos secuestros y ejecuciones en varios estados de la República, y aterradoras formas de violencia incluyendo decapitaciones. La competencia y las pugnas entre poderosos cárteles, así como los enfrentamientos armados entre éstos y las fuerzas de seguridad pública, han causado la muerte de miles de civiles, policías y oficiales de las fuerzas armadas. El número de víctimas se ha incrementado significativamente desde 2006, llegando a una cantidad estimada de seis mil muertes tan sólo en 2008.

México ha utilizado a las Fuerzas Armadas en operativos contra el narcotráfico y la insurgencia durante décadas. No obstante, la visibilidad de las Fuerzas Armadas en operaciones de seguridad pública se ha incrementado drásticamente durante el gobierno de Calderón, quien ha planteado el despliegue del Ejército como una de sus estrategias clave para combatir al narcotráfico y mejorar la seguridad pública. Miles de integrantes de las Fuerzas Armadas han sido incorporados a la policía federal y más de 40 mil efectivos entre militares y policías han sido asignados a distintas partes del país. En ciudades muy violentas, como Ciudad Juárez y Tijuana, los gobiernos locales han designado a militares de alto rango al frente de la policía. Si bien el gobierno de Calderón ha señalado que el uso del Ejército es de carácter temporal, aún no ha presentado siquiera un plan provisional para el repliegue de las tropas.

En el marco de las actividades de seguridad pública, las Fuerzas Armadas mexicanas han cometido graves violaciones de derechos humanos, como desapariciones forzadas, asesinatos, torturas, violaciones sexuales y detenciones arbitrarias. Los abusos documentados en este informe incluyen una desaparición forzada, la violación sexual de mujeres indígenas durante operativos de lucha contra la insurgencia y el narcotráfico en el sur de México, la tortura y detención arbitraria de ambientalistas durante operaciones contra el narcotráfico, y varios casos de tortura, violación sexual, asesinatos y detenciones arbitrarias de decenas de personas cometidos durante operativos de seguridad pública llevados a cabo en varios estados de la República en 2007 y 2008. Muchas de las víctimas en los casos documentados en este informe no tenían ningún vínculo con el tráfico de drogas ni con grupos insurgentes.

Estos abusos aberrantes atentan directamente contra el objetivo de terminar con la violencia vinculada con el narcotráfico y de mejorar la seguridad pública. Actualmente, el Ejército ha desplegado a sus soldados en las regiones del país más afectadas por la violencia ligada con el narcotráfico. Los militares deberían ser los principales interesados en actuar profesionalmente y en que la gente perciba que actúan respetando a la población civil y los derechos humanos. Cuando los soldados cometen graves crímenes que constituyen violaciones de derechos humanos, menoscaban esta imagen, pierden el apoyo de la población civil y generan una sensación de desconfianza y temor hacia el Ejército en poblaciones que, de lo contrario, podrían contribuir a las medidas para mejorar la seguridad pública. Abusos como los documentados en este informe, además, son contrarios a uno de los principales objetivos que deben cumplir las Fuerzas Armadas durante los operativos de seguridad pública: aplicar la ley y proteger a la población.

Una de las principales causas por las cuales estos abusos continúan ocurriendo es que los responsables no son sancionados. Y esta falta de sanciones se debe, en gran parte, a que estos casos terminan siendo investigados y juzgados por los propios militares. Al permitir que las Fuerzas Armadas se investiguen a sí mismas mediante un sistema de justicia militar que carece de garantías básicas de independencia e imparcialidad, México está, en los hechos, permitiendo que los militares participantes en actividades de seguridad pública cometan violaciones atroces de derechos humanos impunemente.

El sistema de justicia militar mexicano está muy lejos de cumplir con su obligación de impartir justicia en casos de abusos militares contra civiles. Debido a la poca transparencia del sistema y a que las autoridades militares no difunden públicamente el resultado de gran parte de los casos, es difícil obtener una perspectiva detallada sobre qué sucede en cada uno de ellos. De cualquier manera, resulta evidente que son muy pocos los casos en que se aplican condenas por los delitos cometidos.

En enero de 2009, cuando Human Rights Watch preguntó a funcionarios de alto rango de la Secretaría de la Defensa Nacional por ejemplos de violaciones graves de derechos humanos juzgadas por la justicia militar que hubieran llevado a la imposición de una condena penal a personal militar, los funcionarios señalaron que existían “muchos”. No obstante, sólo pudieron recordar un único caso de 1998. A pesar de reiteradas solicitudes de Human Rights Watch, la Secretaría de la Defensa Nacional no ha proporcionado una lista de estos casos. Tampoco ha entregado aún una copia de la decisión adoptada en el caso de 1998.

El presente informe describe 17 casos de crímenes atroces cometidos por militares contra más de 70 víctimas, incluidos varios casos de 2007 y 2008. Ninguna investigación militar sobre estos casos ha concluido con una condena penal, ni siquiera de un soldado, por la comisión de violaciones de derechos humanos. El único caso que concluyó con la condena de cuatro soldados fue investigado y juzgado por autoridades civiles. Evidentemente, algo está fallando en la forma en que México trata las denuncias de graves violaciones de derechos humanos cometidas por militares.

Dado que el sistema de justicia militar no está sancionando a los responsables, es crucial que estos casos sean trasladados al sistema civil de justicia penal. Esta conclusión está plenamente avalada por el derecho internacional, que dispone claramente que las violaciones graves de derechos humanos deben ser investigadas y juzgadas a través de mecanismos efectivos e independientes.
Como resulta evidente en este informe, el sistema de justicia militar de México no cumple con estos estándares. Organismos internacionales a cargo de interpretar los tratados internacionales de derechos humanos, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, desaprueban el ejercicio de la jurisdicción militar en este tipo de casos debido a que los sistemas de justicia militar frecuentemente son poco transparentes. También sostienen que, dado que las fuerzas militares se juzgan a sí mismas, abundan potenciales conflictos de interés. El sistema mexicano no es una excepción: no se encuentra estructurado para garantizar resultados justos y, como claramente lo demuestra la información existente hasta el momento, estos resultados tampoco se obtienen en la práctica.

En México, el Secretario de la Defensa ejerce a la vez poderes ejecutivos y judiciales sobre las fuerzas armadas. Los jueces militares no gozan de la garantía de permanencia en el cargo, y podrían razonablemente temer que el secretario de la Defensa los aparte de su cargo u obstaculice de otro modo su carrera profesional si emiten decisiones que el secretario no comparte. El control civil de las decisiones adoptadas por los tribunales militares es sumamente limitado. Aún más grave, prácticamente no existe ningún escrutinio público ni acceso a información sobre qué sucede realmente durante las investigaciones, los procedimientos y los juicios militares, los cuales pueden extenderse durante varios años.
Estas fallas estructurales tienen un impacto directo en la práctica. La Secretaría de la Defensa Nacional de México restringe excesivamente y sin una justificación razonable el acceso por parte del público a información básica sobre el estado de los casos de abusos cometidos por el Ejército contra la población civil que se tramitan ante la justicia militar. Ello prácticamente impide saber, a ciencia cierta, en qué medida los miembros de las fuerzas armadas realmente responden por sus actos. En muchos casos, los testigos y las víctimas son renuentes a declarar o participar en este ámbito por el temor a sufrir represalias por hablar de los abusos militares frente a los propios militares. La información disponible sugiere que las probabilidades de obtener justicia en este tipo de casos dentro del sistema de justicia militar son escasas.

Como señalamos anteriormente, ninguna de las investigaciones de la justicia militar sobre abusos cometidos por el Ejército que se analizan en este informe han culminado en la imposición de condenas penales por la comisión de violaciones de derechos humanos. En los casos más viejos, las investigaciones militares terminaron en la impunidad. Y, en otros más recientes de 2007 y 2008, las investigaciones penales militares o bien han sido cerradas o están siendo impulsadas de forma tal que es probable que, igualmente, terminen en la impunidad. En varios casos, los agentes del ministerio público militar han concluido las investigaciones por falta de pruebas, basándose para ello en las declaraciones de los soldados e ignorando evidencia independiente y creíble que demostraba que efectivamente se habían cometido los abusos. Si bien la justicia militar ha otorgado indemnizaciones a las víctimas en algunas ocasiones, éstas no compensan la falta de justicia que prevalece en estos casos.

Pese a estos hechos contundentes, los militares continúan basándose en el texto del Código de Justicia Militar y en una interpretación forzada de la Constitución para justificar su práctica de continuar investigando los casos. En general, los agentes del ministerios públicos federal y local han aceptado que los militares asuman estos casos casi sin protestar. Si no se pone fin a esta práctica, continuará prevaleciendo la impunidad, lo cual a la larga contribuirá a frustrar el éxito de las estrategias para combatir la violencia vinculada con el narcotráfico y para mejorar la seguridad pública.
Como se explica más adelante, el principal argumento esgrimido por las fuerzas armadas para asumir la jurisdicción en casos de violaciones graves de derechos humanos cometidas contra víctimas civiles es una disposición constitucional que prevé el fuero militar “para los delitos y faltas contra la disciplina militar”. Uno de los principales problemas es que el Código de Justicia Militar, queriendo interpretar la Constitución, establece una definición sumamente expansiva de estos delitos e incluye a los “delitos del orden común o federal… que fueren cometidos por militares en los momentos de estar en servicio o con motivo de actos del mismo”. Las fuerzas militares han interpretado que, según esta disposición, no deben hacer distinción en función de la naturaleza del delito y, por ello, incluso los delitos más aberrantes como la violación sexual y la tortura deben ser juzgados ante los tribunales militares, siempre que hayan sido cometidos en servicio y junto con un delito militar.

No obstante, ni la Constitución Política de México ni la Suprema Corte de Justicia de la Nación exigen este resultado. Por el contrario, el texto de la Constitución, su interpretación por expertos en derecho constitucional y una decisión reciente de la Suprema Corte apoyan que la jurisdicción civil debería investigar estos casos. De hecho, la práctica de los militares debería haber cambiado con una jurisprudencia dictada en 2005 por la Suprema Corte que es vinculante para todas las autoridades judiciales, incluidas las militares. En su decisión, la Suprema Corte limitó el alcance de la disposición del Código de Justicia Militar al definir “servicio” como la “realización de las funciones propias e inherentes al cargo que desempeña”. Si bien la Suprema Corte no determinó expresamente que todos los abusos militares contra civiles deben ser investigados y juzgados por autoridades civiles, los abusos graves como violaciones sexuales y torturas claramente no pueden ser considerados “funciones inherentes” de las fuerzas armadas.

En México, el tema central no es el contenido de la Constitución, sino la voluntad política para asegurar que los casos de abusos cometidos por el Ejército contra civiles sean juzgados donde corresponde. Deben ser oídos ante los tribunales civiles, donde existe la garantía de independencia judicial y el escrutinio público necesarios para que las víctimas puedan obtener justicia.

Recomendaciones al presidente Calderón
Cuando el gobierno de Calderón adoptó su “Programa Nacional de Derechos Humanos 2008-2012”, en agosto de 2008, señaló que impulsaría “reformas en materia de procuración e impartición de justicia militar acordes con los compromisos internacionales adoptados en materia de derechos humanos por el Estado Mexicano”.
Dos meses antes, el Congreso había aprobado una reforma constitucional exhaustiva destinada a modificar sustancialmente el disfuncional sistema de justicia penal de México, incluido el sistema de justicia militar. La reforma incorporó garantías básicas del debido proceso en la Constitución y exigió la adopción de un sistema de justicia acusatorio con audiencias orales.

A fin de implementar los requisitos constitucionales y de cumplir con su compromiso expreso de fortalecer el sistema de justicia y el Estado de derecho en México, el presidente Calderón, como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, debería presentar al Congreso una iniciativa de reforma del sistema de justicia militar. Concretamente, la reforma debería incluir lo siguiente:

—Modificar el artículo 57 (II) del Código de Justicia Militar para que establezca expresamente que al menos los casos de presuntas violaciones graves de derechos humanos perpetradas por las fuerzas armadas contra la población civil, incluidas desapariciones forzadas, torturas, asesinatos, detenciones arbitrarias y violaciones sexuales, no pueden ser juzgados por el sistema de justicia militar y deben ser remitidos inmediatamente a los agentes del ministerio público locales o federales.
—Instruir a las autoridades militares para que cooperen plenamente con los agentes del ministerio público locales o federales en la investigación y el juzgamiento de los abusos militares contra civiles.
—Garantizar que los jueces y los magistrados militares gocen de estabilidad en sus cargos, al fijar un período específico durante el cual permanecerán en el cargo y establecer causales y mecanismos claros para su remoción.
—Garantizar que las decisiones adoptadas por los tribunales militares sean objeto de una revisión exhaustiva por parte de autoridades civiles, por ejemplo, al designar a jueces civiles independientes en el Supremo Tribunal Militar o al permitir una revisión de fondo de las decisiones de la justicia militar por los tribunales federales.

Mientras el Congreso analiza y adopta estas medidas legislativas, el presidente Calderón debería instruir al secretario de la Defensa Nacional que garantice que:
—Los fiscales y los jueces militares no ejerzan su competencia respecto de casos de presuntas violaciones graves de derechos humanos. Deberían, además, recibir la instrucción de declinar competencia y remitir inmediatamente los expedientes ya existentes que correspondan a este tipo de casos a los agentes del ministerio público locales o federales, quienes deban llevar a cabo las investigaciones. Una vez que los casos se encuentren en la jurisdicción civil, las autoridades militares deberían colaborar plenamente con las investigaciones.

—La Secretaría de la Defensa Nacional amplíe la transparencia de los procedimientos del sistema de justicia militar, cumpliendo plenamente con la Ley Federal de Transparencia y las obligaciones de México conforme al derecho internacional. Entre otras cosas, debería brindar información básica al público sobre el estado de los casos relacionados con víctimas civiles, facilitar el acceso a información sobre las próximas audiencias públicas a través de la página web oficial de la Secretaría de la Defensa Nacional y facilitar el acceso público a las instalaciones militares donde tramitan los casos ante la justicia militar.

—Por último, y en especial en relación con el delito de desaparición forzada, el presidente Calderón debería presentar una iniciativa ante el Senado para retirar la reserva formulada por el gobierno de México al ratificar la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas en 2002, y para reconocer inmediatamente la competencia del Comité sobre Desapariciones Forzadas creado por la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, ratificada por México en 2008.

La Convención Interamericana dispone que todas las personas acusadas de haber cometido el delito de desaparición forzada deben ser juzgadas por los tribunales de derecho común, “con exclusión de toda jurisdicción especial, en particular la militar”. Sin embargo, México “formul(ó) reserva expresa al Articulo IX, toda vez que la Constitución Política reconoce el fuero de guerra, cuando el militar haya cometido algún ilícito encontrándose en servicio”. Si bien la validez de esta reserva aún no ha sido analizada por los organismos internacionales competentes, Human Rights Watch considera que contradice el objeto y fin del tratado.

En relación con el Comité de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, este fue creado con el fin de recibir y analizar las comunicaciones presentadas por las víctimas de desapariciones forzadas o sus familiares o representantes. No obstante, México no reconoció su competencia al ratificar el tratado.

Abolir la ley de amnistía a represores, pide a Chile el Comité contra la Tortura de la ONU

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 11:22 am

Ginebra, 4 de mayo, AFP. El Comité contra la Tortura de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió a Chile abolir la ley proclamada en 1978 por el régimen del general Pinochet para dar amnistía a los crímenes de la dictadura, en un debate que inició este lunes en Ginebra con una delegación chilena presidida por el viceministro de Justicia, Jorge Frei.

La vigencia de la ley de amnistía es incompatible con la convención contra la tortura, indicó el ecuatoriano Luis Benigno Gallegos Chiriboga, uno de los 10 expertos de este comité, encargado de vigilar el cumplimiento de la citada Convención.

La democracia chilena ya es suficientemente fuerte para resolver ese problema, señaló el experto español Fernando Mariño Menéndez.

Hay que ponerle un punto final a la amnistía; la impunidad es una continuación de la tortura, insistió la experta noruega Nora Sveaas.

La vigencia de la ley de amnistía crea un conflicto de normas, ante la obligación de respetar la Convención Internacional contra la Tortura, dijo el experto senegalés Abdoulaye Gaye, en referencia a que el derecho interno debe someterse a la exigencia de un tratado internacional reconocido por Santiago.
Chile debe retirar esa ley de amnistía, recalcó la experta chipriota Myrna Kleopas.

Adoptada en 1984, la Convención contra la Tortura entró en vigor en 1987, y fue ratificada por 146 estados, que renuevan periódicamente un comité de 10 expertos independientes.

Estos tienen por misión examinar el respeto de la convención, convocar a los gobiernos a exámenes periódicos, por lo que ahora le toca el turno a Chile.

Los expertos parecieron no darse por satisfechos con el discurso pronunciado previamente por el viceministro Frei, al afirmar que su país ha sido capaz de encarcelar a los jefes de inteligencia de la dictadura, y a los principales autores intelectuales y materiales de los crimenes más graves.

Sin embargo, Frei admitió que aun subsisten temas pendientes y elementos que deben ser perfeccionados.
Un diplomático chileno precisó a Afp al concluir la discusión que la ley de amnistía ha dejado de aplicarse de hecho desde 1998.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.