Humanos los derechos

abril 26, 2009

Inaugura Teatro Phi el IX Festival de SLP; al día siguiente lo cancelan

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 1:12 pm

La compañía Teatro Phi fue la única que se presentó en el Festival de San Luis, ante su cancelación por la alerta sanitaria nacional.

La compañía Teatro Phi fue la única que se presentó en el Festival de San Luis, ante su cancelación por la alerta sanitaria nacional.

La compañía chilena, Teatro Phi, inauguró el jueves pasado en la Plaza Fundadores de esta ciudad, el noveno Festival de San Luis Potosí, Fiesta de las artes, con su espectáculo Auch!

Se trata de un proyecto que indaga en la técnica del body percussion, lenguaje artístico de carácter rítmico donde se fusionan sonidos generados por el cuerpo, el movimiento y los objetos cotidianos, el cual ya habían presentado en noviembre pasado en el Festival de Puebla.

 

Para realizar la exhibición del espectáculo, la agrupación que se formó en 2001, utiliza tubos de PVC, basureros, sartenes, tarros, mesas, vasos, linternas, zippos y palos de escoba, con los que interpretan canciones que le da vida a un espectáculo lleno de coordinación, energía y humor.

 

Los objetos, mediante una reinterpretación lúdica, abren el imaginario de la puesta en escena y se transforman hasta llegar a convertirse en instrumentos musicales capaces de generar diferentes ritmos, como la cueca, el folclor chileno, rock o reggaeton, completando así, un espectáculo que fusiona el teatro, la danza, la música y la percusión, asegura Josep Ramió, integrante de esa agrupación.

 

En entrevista, el artista explica que las dos influencias más importantes que tienen son los grupos estadounidense e israelí, Stomp y Mayumana, respectivamente. A pesar de ello, desde que sus ocho integrantes crearon la compañía han trabajado para generar un proyecto propio que les ayude a abrir nuevos lenguajes escénicos.

 

Ramió comenta que Auch! es una muestra creativa de una hora de duración, en donde se combinan seis actores en escena, una escenografía que indaga en el concepto urbano haciendo referencia a la construcción y el crecimiento de las grandes ciudades, algunos instrumentos improvisados con objetos cotidianos, y un diseño de iluminación, para propiciar estos lenguajes.

 

 “Nuestra idea es hacer un espectáculo lúdico que le permita al público disfrutarlo en familia. Auch! es una muestra más del vínculo que generamos con la gente. Nos interesa hacer al espectador parte importante de nuestro espectáculo por lo cual rompemos los límites del escenario para interactuar con ellos a través del juego rítmico”.

 

Menciona que la obra se construye a partir de fragmentos independientes de una dramaturgia. Utiliza elementos de la comicidad. Al body percussion, se le incorpora el malabarismo y el teatro negro, lo que estimula los sentidos del espectador y lo incluye en la presentación.

 

Cancelan Festival

El gobierno de San Luis Potosí decidió cancelar el noveno Festival de San Luis Potosí, Fiesta de las Artes por la influenza y neumonía que se han declarado en esa entidad, respondiendo, de esa manera, a la alerta sanitaria federal declarada el jueves pasado.

 

Con ello, se cancelaron las 31 actividades previstas y la participación de más de mil artistas de 11 países invitados. También se ordenó el cierre de museos como el Laberinto, el Centro de las Artes, teatros, cines, bares, discotecas, y en general lugares concurridos. 

 

Por medio de un boletín de prensa, el gobernador de la entidad, Marcelo de los Santos, recomendó a la población no asistir a lugares concurridos, como centros y plazas comerciales; iglesias, parques, balnearios y a eventos masivos como el Festival San Luis que se realizaría del 23 de abril al 2 de mayo, aunque ya fue suspendido definitivamente.           

 

De acuerdo con la administración estatal, entre marzo y abril de este año, las diversas instancias de salud reportaron 63 casos de influenza atípica, de ellos, cinco fueron decesos.

 

Anuncios

abril 21, 2009

Llevan obra de Ignacio Solares al teatro

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 4:29 pm

 

Esta es portada del reportaje de Solares.

Esta es portada del reportaje de Solares.

El delirium tremens es una enfermedad que padecen los alcohólicos y que provoca diferentes tipos de alucinaciones. En 1979 el escritor mexicano Ignacio Solares publicó un reportaje con esa temática. Para realizarlo acudió a un hospital psiquiátrico y entrevistó a 111 enfermos.

Treinta años después, el director de teatro, Antonio Crestani, adaptó esta obra literaria, que lleva el mismo nombre de la enfermedad, a una puesta en escena, como un pequeño homenaje al autor y a las tres décadas que tiene la publicación, la cual será presentada del 23 de abril al 5 de julio en el Teatro Santa Catarina de la Ciudad de México.

Ignacio Solares aseguró que el tema de su obra es escabroso y dramático. Fue una larga investigación apoyada por autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social. “Este libro le pertenece a las personas que entrevisté. Los 111 casos de alcohólicos que padecieron algún tipo de delirium tremens. Con el trabajo me interesaba descubrir qué sucedía con ellos espiritual y físicamente”.

El autor de publicaciones como La noche de Ángeles (Premio Diana Novedades, 1991), dijo que después de tantos años en el mercado editorial, el libro obtuvo vida propia, sin embargo nunca se atrevió a suponer que se convertiría en obra de teatro.

“Eso se lo debemos al trabajo de Antonio Crestani que supo conjuntar de muy buena forma los elementos literarios y dramáticos, para hacer esta puesta”.

Solares destacó que lo más relevante de la obra es que no condena el alcoholismo, no es un manual de lecciones, no quiere ser didáctica, moralista o dejar algún tipo de mensaje; sólo plantea un problema que se encuentra dentro de la sociedad y que aumenta con mucha facilidad.

El director de la puesta en escena, Antonio Crestani explicó que el tema tiene conexiones directas con la gente. En México 50 por ciento de los jóvenes tienen accidentes por alcoholismo y, según destacó, este es el primer país en el mundo con casos de cirrosis hepática.

Comentó que nunca antes había hecho una adaptación, pero en este caso fue más sencillo de lo que esperaba porque Ignacio Solares narro de muy buena forma las historias y testimonios de los enfermos.

Entre los personajes de la puesta, hay dos que se destacan: el de Ignacio Solares, interpretado por José María Mantilla y el de Gabriel, realizado por Luis Maya.

El primero de ellos, como lo hizo en el libro, narra cuidadosamente cada uno de los hechos. El segundo, es la historia de uno de los enfermos que padece delirium tremens. También hay cuatro historias más, presentadas a manera de monólogo.

———-

Delirium Tremens se presentará a partir del 23 de abril y hasta el 5 de junio en el Teatro Santa Catarina de la Ciudad de México. Jardín de Santa Catarina No. 10, Coyoacán.

 

abril 8, 2009

“El lenguaje que vale la pena es el del amor y el humor”: Eduardo Galeano

Filed under: Uncategorized — Emiliano Balerini @ 11:04 pm

 

El autor de Espejos estuvo en la Ciudad de México la semana pasada.

El autor de Espejos estuvo en la Ciudad de México la semana pasada.

Siempre preocupado por decir lo más con lo menos, el escritor uruguayo Eduardo Galeano se encuentra en México para promover su más reciente libro: Espejos, presentado esta semana en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario de la UNAM. También está de visita porque la semana pasada recibió el Doctorado Honoris Causa que la Universidad Veracruzana le entregó en Xalapa, junto a su amigo Ernesto Cardenal. En entrevista habla de esto, de la lengua, el discurso, los cambios políticos y culturales que se han dado en los últimos años en América Latina, la crisis mundial y la llegada de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos.

¿Cómo y a partir de qué necesidades surge Espejos?

Su origen está en la trilogía que hice de Memorias del Fuego. Escribí esos libros a lo largo de casi 10 años. Fueron mil historias de América Latina, vista desde el ojo de la cerradura. Historias pequeñitas que arman la historia grande. Siempre a partir de esa certeza profunda que tengo de saber que la grandeza no se encuentra en los grandes hechos que la historia celebra, sino en los minúsculos actos de la vida cotidiana que hace la historia sin saber que la hace y que nunca fue reconocida por nadie.

Esa intención que me llevó a mí a escribir aquellos relatos americanos fue hija del exilio. Requería un tiempo y una distancia que de otro modo no tenía. En Uruguay dirigí diarios y revistas, estuve en muchas cosas; fue el exilio el que me permitió hacer esos trabajos. Tengo que agradecerle a la dictadura militar de mi país la gentileza de echarme, de lo contrario no hubiera escrito esas tres obras. A partir de ello me quedó la sensación e inquietud de hacer lo mismo con la historia del mundo. Ese deseo era como un mosquito que iba y venía en mi cabeza. Se trataba de un acto de locura total. Es imposible escribir una historia universal en 600 pequeños relatos. Sin embargo lo hice y creo que no quedó mal. Nació de esa locura.

¿De todas las historias que relata en su libro, hay alguna que le gustaría rescatar?

En realidad todas son importantes, incluso algunas que no fueron publicadas. Hice 900 textos y quedaron 600. Espejos fue concebido como una sinfonía. Hubo sonidos altisonantes que no encajaban, y por eso los excluí.

Uno se enamora de todo lo que hace, pues cada uno de estos relatos breves es el resultado de muchísimo trabajo. Siempre inicio con textos largos, después los corto y rehago, hasta que pueda decir lo más con menos. Me resultaría muy difícil elegir. Pero si tuviera que hacerlo, me inclinaría por aquellos relatos que tienen preguntas, porque este libro fue hijo de cuestionamientos que se fueron sucediendo, como por ejemplo: ¿Quiénes fueron los autores de la llamada pintura rupestre? ¿Ellos o ellas? ¿No habrán sido las mujeres? Esta es una pregunta que nadie se formuló. El machismo nos enceguece.

Otro cuestionamiento que me hice fue: si todos los expertos aseguran que venimos de África, ¿Adán y Eva eran negros? No hay nadie que niegue que África fue la cuna de la humanidad.

Entre los relatos que escribí se encuentra el de Concepción Arenal. En Montevideo, Uruguay, yo vivía cerca de una calle que se llamaba así. Siempre me pregunté quién era ella, hasta que lo averigüé. A mediados del siglo XIX Concepción hizo la carrera de derecho en España disfrazada de hombre. Se ponía un corsé apretado para taparse los senos. Con el tiempo se convirtió en la principal criminóloga de España. Cuando la Fundación Howard –la organización de criminología más importante de la época- la nombró su delegada en ese país, le envió una acreditación que la denominaba como hombre, ni ellos creían que era mujer.

A ella se le debe la declaración más progresista del siglo XIX sobre las cárceles de España. Tanto, así, que cuando Victoria Kent, ministra de la República española, hizo la reforma carcelaria de ese país, empezó por fundir todos los objetos de hierro usados para torturar, e hizo una estatua de Concepción Arenal. A ella, también le debemos frases que nosotros usamos sin saber de donde provienen: “las generalizaciones absuelven, si yo digo que todos somos culpables, nadie lo es”, por ejemplo.

 

En este tren de preguntarse cosas ¿cómo se explica los cambios políticos y culturales que actualmente hay en América Latina?

La contradicción es el motor de la historia. Cada cosa genera su contrario. Lo que ocurre en Latinoamérica es una saludable respuesta a muchos años de “divinización” del mercado que fue impuesto desde afuera, por las potencias económicas mundiales, que privatizaron todo y nos dejaron sin Estado. Nos obligaron a bailar salsa al ritmo de la orquesta del Titanic, hasta que llegó un punto en que las sociedades de la región se hartaron, y empezaron los primeros signos de lo que ahora es una crisis económica muy grave. Esto también provocó que la gente se preguntara: ¿Será éste el único sistema posible, en el que se privatizan las ganancias, pero se socializan las pérdidas? Esa pregunta coincidió con el ascenso de algunos movimientos sociales nuevos, en los que se depositó una esperanza de resurrección nacional.

¿Estos movimientos cambiaron el discurso de la vieja izquierda?

Todavía tenemos que aprender en materia del discurso. Pero las palabras se van pareciendo un poco a la realidad. Sobre todo en los discursos de la izquierda radical. En este sentido siembre se destacaron las aportaciones del Subcomandante Marcos, en la fundación de una nueva palabra para ser usada en los movimientos políticos y sociales de América Latina. Él supo introducir el sentido del humor. En todos los rincones del continente hay sentido del humor, el que no lo tiene es expulsado de la cama, la mesa, la casa y hasta el barrio. Esto explica algo, por lo menos de la izquierda de la que yo provengo, la socialista en Uruguay. Durante mucho tiempo el discurso estuvo bastante descolocado de la realidad concreta. Ese viejo lenguaje estaba enamorado de su incapacidad de comunicar. ¿Cómo si eso fuera un sello virtuoso? Es como decir: ya que no me entienden, no me merecen. El Subcomandante Marcos introdujo ese sentido del humor y enseñó que esto es una condición de la revolución. Algún día se valorará en México esa aportación.

En Latinoamérica cada vez con menor frecuencia se presentan los discursos de la vieja izquierda. A veces a los políticos les cuesta desprenderse de la retórica solemne y aburrida, por lo tanto la gente que no es devota de nuestras iglesias –se refiere a la izquierda- se resiste porque los discursos son aburridos y nos invitan a dormir. Pero mejoró gracias a la insurgencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Esto tiene que ver con la capacidad de hablar con un lenguaje más directo y llano que nos sea útil y tenga creatividad, imaginación y humor. La clave del lenguaje que de verdad le llega a la gente, el que es capaz de decir, se encuentra en el humor y en el amor. Si las palabras no tienen estos dos elementos, no le llegan a las personas porque no nace de la necesidad de decir. El único lenguaje que vale la pena es el de la curiosidad de decir.

¿En América Latina caben mundos alternativos dentro del sistema?

Si pensamos que la contradicción es el motor de la historia, el mundo está embarazado de muchos mundos. Lo mejor que tiene la región es su diversidad. Esto, a pesar de lo que piensan muchos sobre el ridículo que representa hablar de la unidad latinoamericana. Para mí la diversidad del continente es la mayor virtud que tenemos. Ser una síntesis de todos los colores, olores y dolores es lo mejor que poseemos. Los procesos de cambio son también diferentes. Por eso no se puede aplicar un sólo modelo e interpretar desde una sola mirada. Esta estupidez característica de los expertos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que estuvieron gobernando a nuestros gobiernos es lo que nos llevó a esta crisis.

Al respecto, ¿hacia dónde cree que vamos con esta crisis?

Nadie discute la crisis. Los que la generaron ya no saben qué hacer con ella. Unos amigos míos españoles la interpretaron muy bien al grito de: ¡adopté un banquerito! Esto me pareció excelente.

Los autores de esta catástrofe, los mismos artífices del cambio de capitalismo productivo al capitalismo financiero, generaron un gran castillo de arena que se ha caído. Resulta que ahora ellos son las víctimas y acuden al Estado para que los rescate. Eso me genera otras preguntas: ¿Antes para ellos, no era el Estado quien hacía todos los males? ¿No eran ellos los que pedían que fuera el Estado juez y verdugo de las sociedades? ¿No eran ellos los que buscaban el financiamiento contra los pobres? En nombre de esa lucha se realizaron guerras de conquista en las que jamás se atrevieron a confesar que mataban para robar.

Por ejemplo, Barack Obama acaba de aumentar el presupuesto de Estados Unidos para las guerras. Ahí el Estado sí sirve, pues si no se pagaran esas expediciones de muerte, las guerras naufragarían solas por falta de recursos y el sistema perdería una base muy importante de apoyo.

Recordemos que nos gobierna una economía militar en el mundo. Las últimas cifras que se conocen es que los gobiernos destinan por minuto tres millones de dólares a financiar las guerras. Esta es una locura completa. Las armas necesitan guerras, las guerras necesitan enemigos y si no lo hay, se deben fabricar.

Siempre les digo a mis amigos que no se queden quietos en Estados Unidos. Ahora yo voy a ir al lanzamiento de mi libro Espejos y voy a estar preocupado para que en un semáforo no me confundan con un enemigo, pues los están buscando.

Obama sacó militares de Irak y los mandó a Afganistán. Sigue respondiendo a las políticas del servicio exterior que en su país, los doctrinarios del imperialismo, impusieron en el siglo XIX. La cultura imperial norteamericana es mesiánica, parte de la base de que ellos son el pueblo elegido para salvar el mundo.

¿Qué tanto pueden cambiar las cosas en América Latina con la llegada al poder de Barak Obama?

A pesar de que su llegada a la Casa Blanca es importante, creo que él no tiene las posibilidades de introducir cambios profundos en la vida de su nación. Sobre todo con lo que tiene que ver con la idealización de un modo de vida, basado en el despilfarro, la adoración del automóvil y la violencia, porque ellos han estado invadiendo un país por año. Sin embargo, paradójicamente, su ministerio de guerra se llama Ministerio de Defensa. No me da la impresión de que él vaya a cambiar esto. No tiene la intención. Pero si me parece muy bueno que por primera vez haya en la Casa Blanca un negro, bueno: un mulato. Es importante, porque Estados Unidos prohibía, hasta hace unos años, la transfusión de sangre de los negros, como lo cuento en mi libro. Este es el camino de la igualdad de oportunidades, eso no significa que los negros sean mejores que los blancos. Mis amigos me bromean diciéndome: el sistema te regaló a Condoleezza Rice para que te dejes de joder con la igualdad de oportunidades. Ahora, creo que este es un mundo muy machista y racista que practica la discriminación, y aunque sea Margaret Tatcher la mujer en el poder, lo importante es que se reconozca la igualdad de oportunidades. Los negros y las mujeres no son ni mejores ni peores que nosotros. Todos somos mitad mierda y mitad maravilla. Se deben reconocer esto en los hechos y no solamente en las palabras, como actualmente sucede con la jurisprudencia internacional. Aún no hay igualdad salarial.

¿Qué representa recibir Doctorado Honoris Causa junto a Ernesto Cardenal en Xalapa?

Es una doble alegría, por venir de donde viene y venir con quien viene. Viene de la Universidad Veracruzana. Cuando presenté ahí mi libro me di cuenta de la capacidad que tiene. Es una casa de los dioses. Su comunidad es entusiasta. Según la raíz griega, la palabra entusiasmo significa tener a los dioses adentro. También es importante recibir el doctorado con mi hermano, Ernesto Cardenal. Entre nosotros hay aventuras compartidas. Él es un símbolo y una profecía: es el símbolo de la Revolución Sandinista, cuando era revolución y sandinista. También representa la profecía viva de que esa revolución no murió, como tampoco murieron algunos ríos que circulan por debajo de la tierra, y que en algún momento volverá a brotar, porque esa revolución quiso unir durante algunos años la justicia y la libertad, como Ernesto al cielo y la tierra.

Blog de WordPress.com.